Translate

sábado, 16 de junio de 2018

lunes, 11 de junio de 2018

Tertulias de la abuela: la lluvia



LA LLUVIA


Ha llegado el otoño ya...
Se nota en sus calles desganadas
por el soplo de los vientos.


La lluvia pinta con acuarelas
las doradas veredas
y esconde hasta vencer


las ansias de descifrar
sus sortilegios.


Tantos sueños inconfesos
se columpian en ese laberinto


de praderas dormidas
esperando abrigarse con el sol.


La lluvia en una estrofa
nos invita al amparo
del sueño


buscando sonetos, una rima,


la metáfora escondida.


Hay que aprender a leer la vida...


una estación no envejece el alma.


La lluvia cae
y brota el silencio,
amigo cruel
que deja escapar
el tiempo
entre el manto sombrío
de los anhelos y de las dudas.

¡Ya no quedan momentos!

La lluvia cae
y brota el recuerdo
entre el goteo incesante
y la cristalina mirada

¡Tu mirada...!
Albergue de mis suspiros,
noche, día,
eterno paraíso...

La lluvia cae,
ya no queda tiempo
para llorar.
La soledad espera
entre las sombras
otro diluvio más.

Luján 2013


domingo, 10 de junio de 2018

A Delphine Cossais




Miradas de duende
marcando el sol
en un cielo de princesa,
donde la luz
baña los párpados
con brillo de estrellas.

Luján 2012


domingo, 3 de junio de 2018

Junio, el mes del invierno





Comienza JuNio y en el hemisferio sur llega el invierno. 

Trae consigo aleteos fugaces de nostalgias compartidas, recuerdos imborrables, esperanzas... Yo siempre digo que las estaciones están en el alma; no hace falta que sea primavera o verano para ser feliz. La dicha está dentro de uno mismo y no hay modelos, cada persona ve y siente la felicidad de manera diferente. Eso es lo bueno: ser únicos.

El mes de JuNio tiene algo de lluvia, de cielo gris, de andar buscando tiempos... cuando el recuerdo me trae a una gatita (Millie) que partió hace cuatro años, un 29. Ella me amaba tanto!!! y yo lo mismo. Es que su compañía era luz que encendía alguna candela al abrigo de mis versos cuando mi padre estaba en un sanatorio y mi madre (ya enferma) lo cuidaba sentada en una silla junto a él.

Un amor se fue en busca de otros rostros en este mes por aquellos años y yo sentí que me moría, pero las horas me devolvieron a un presente de responsabilidades, cordura, madurez; la que siempre he tenido desde tiempo inmemoriales.

Les deseo los mejores sueños y a vivir que todo es demasiado corto y transcurre como en un soplo.


miércoles, 30 de mayo de 2018

El sentir en las palabras. de Laura Lo Celso



Que el niño sea consciente de lo que vive y siente lo hará más independiente, autónomo y contará con la claridad de la palabra a la hora de manifestar lo que le pasa, sea bueno o malo.

Cuando un niño quiere expresarse los adultos tenemos que ayudarlo para que pueda poner el sentir en palabras.

Paula Lo Celso

domingo, 20 de mayo de 2018

Del rosa pálido al azul soñado...




Decir hortensias es decir primavera,
el verano está por llegar,
época en que estos magníficos arbustos
se doblan al peso de sus flores.
Ellas brillan no sólo por su tamaño
sino también por su color
que va desde el rosa pálido
hasta el azul más soñado.


Existen más de ochenta especies entre las que hay caducas,
persistentes, arbustivas y trepadoras.
Casi todas presentan hojas redondeadas o elípticas,
dentadas o aserradas y opuestas.


Crecen en distintas situaciones de asoleamiento, pero su follaje
va a lucir mejor si sólo reciben
el sol de la mañana.
El suelo debe ser rico, húmedo
y bien drenado.
Pueden reproducirse por gajos y por acodos.
Se corta un gajo sano
en primavera o comienzo de verano,
se cuentan cinco nudos, o yemas,
se sacan las hojas inferiores,
dejando dos hojas superiores,
se pasa por hormona de enraizamiento,
se coloca en perlita bien húmeda y a la sombra.


Las Quercifolias
con sus hojas semejantes a las del roble,
que van cambiando de color,
al llegar el otoño adquieren tonalidad ocre o rojizas
y su flor cónica,
al comienzo son blancas y luego viran a un color rojizo
y finalmente al ocre.


Las Paniculatas tienen sus hojas elípticas.
La inflorescencia son panículas piramidales
de color blanco crema,
a veces rosado.


Las hortensias son las únicas cuyas flores
que cambian de color según la acidez o alcalinidad
del suelo,
cuando más ácido es el suelo,
más posibilidades de tener hortensias azules.
Es importante tener paciencia porque el cambio de color
no se produce de un día para el otro.
Las hortensias blancas no cambian,
sólo las rosadas.

Patricia López y Roxana Wolojviansky

Bárbara Mock




Tras el cristal de mi adultez
deshojados en el tiempo
fluyen los recuerdos,
piedras más piedras,
golpe tras golpe,
las cicatrices ocultas del alma,
la congoja,
el fin del llanto.

En el vértice opuesto
perdura una sonrisa,
una inocente ilusión,
el asombro.

Maravilloso equilibrio,
tan azul como la música
e incomprensible como el silencio.

Roberto Benítez


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Free background from VintageMadeForYou