En el templo, la bisabuela Melanie




 A la capilla de la escuela íbamos antes
de la hora de salida; 
cruzábamos un camino de flores diferentes.
Yo veía algo sobrenatural en las figuras:
el silencio, el piso de madera
y el nombre de mi bisabuela Melanie
escrito con letras doradas.


No entendía cómo y por qué su apellido
podía estar allí;
mi bisabuela donó dinero para los primeros bancos
de la iglesia grande del pueblo
que luego pasaron a ocupar
el templo del colegio.
Yo sentía paz al llegar al recinto
pero no tenía muchas ganas de rezar las oraciones
porque me parecían demasiado minúsculas
esas palabras para encerrar todo el sentimiento,
ya que era tan grande
que hubiera abarcado todo un cielo


Mi mamá me iba a buscar a la salida
y mi prima Celina me sacaba fotos
con el delantal con tablas,
la cesta de mimbre
y mi peinadito con flequillo.


Aquel mundo era tan mágico
que jamás lo olvidaré:
la gruta con la virgen, el silencio,
las flores
y las hermanitas arreglando el jardín.

Luján Fraix


Noé


Obras de Jan Brueghel


Según el relato del Génesis,
Noé fue el único varón hallado justo
de la generación contemporánea
a él
puesto que los demás estaban unidos
en el pecado 
y por sus culpas la tierra se hallaba
llena de violencia.


Noé fue hijo de Lamec
que a su vez fue hijo de Matusalén,
conocido como el humano que muere con más edad
de los citados en la Biblia
(969 años)


Noé fue padre de Sem, Cam y Jafet
de los cuales, según la Biblia, 
se repobló la especie.

***

Dios hastiado de la persecución humana,
le dice a Noé:
"Voy a arrojar sobre la tierra un diluvio...
contigo hago la alianza,
construye un arca para tu familia
y para una pareja de animales por cada especie.


El diluvio comenzó en el año 600 de la vida de Noé 
y duró durante 40 días;
toda la tierra estuvo bajo las aguas,
se destruyó rastro de vida,
exceptuando quienes estaban en el arca.


La figura de Noé,
no importa su origen,
representa en los diversos niveles de la Escritura
el tipo de hombre justo
que se libra del castigo y se beneficia con la salvación.
En medio de la iniquidad que destruye al mundo,
emerge como principio
de una humanidad nueva.


Aunque este relato es más conocido en Occidente.
existen otras antiguas narraciones
con historias de diluvios:
mitología mesopotámica,
creencias de los antiguos sumerios,
Chinos y Babilonios.
Es posible que las historias cuenten
quizá un hecho común real.

¿Existió el Arca de Noé?


Tertulias de la abuela: mis vacaciones de verano





La primera tertulia 
del año 2018.


Enero es sinónimo de verano en el hemisferio sur.
Mucho calor!!!
Época de vacaciones.


Recuerdo que yo leía mucho en aquellos días de verano,
con el gato como compañía siempre.



Mis padres no me llevaban de viaje
porque siempre estaban ocupados en sus problemas económicos;
a la gente de campo,
por lo general,
no les gusta alejarse de aquello que les llena el alma.


sienten que labrar la tierra es su vocación
y viven para ella.


Yo, mirándolos,
aprendí que no es necesario buscar la felicidad 
en algún sitio,


que ella está dentro de nosotros mismos.
No importa el lugar.


Esta imagen me recuerda la casa de mis primos:
Mauricio, Betty y Roberto
cuando llegábamos cargados con el  polvo de los caminos,
ellos nos venían a recibir con alegría.

Mi tía nos invitaba, a la hora del té,
con una exquisita torta.
Cuando yo iba a servirme
mi porción...
a mi madre se le ocurría decir:

-Ya nos vamos...-
porque le parecía que era tarde... 
El sol se escondía en el horizonte.


En cualquier tiempo,
en el campo...


en el mar...

Siempre es temprano
para encontrar la dicha.



Velando sueños en compás de espera
recuerdo del alma, el sol te ampara,
los ángeles duermen cerca de la sala,
la noche presiente la clara mañana.
Brilla la luz, las flores blancas
iluminan los ojos de otra madrugada.
El tiempo vuela, la vida mansa,
los árboles en mi patio cantan
un murmullo tenue de sombra plateada.
Añorando otro cielo me veo olvidada
desde la eternidad y sin tu palabra.
Se tejen misterios, pétalos de nácar,
arrullan palomas, se vuela mi alma.
Caminan mis pasos, los días... la nada
al encuentro de ese amor que todo lo daba
y hasta parece que el destino te enviara
para dibujar el mundo, esta alborada.

Luján Fraix






Las pinturas son de Carl Valente



Free background from VintageMadeForYou