"La soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes" (Arthur Schopenhauer)

 

Vestida de terciopelos, con mangas amplias, doña Emma se sintió envuelta como en una brisa, por un murmullo de palabras. Dejó en el armario sus papeles de dibujo y bordado y revivió un poco el fuego antes de partir hacia la iglesia.

‒El auto está listo‒dijo Jeremías.

Cuánta era su tristeza los domingos por la tarde. Hundida en un extraño sopor, escuchaba el revuelo de las hojas. Por los tejados se deslizaban los gatos que buscaban el último rayo de sol. El viento, en la carretera, arrastraba nubes de polvo. En la llanura ladraba a veces algún perro vagabundo y las campanadas proseguían con su repique que se perdía en la soledad del campo.

💗💗
Buenas y Santas...-Los hijos olvidados.

La soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes.

Personajes de novela: Felicitas

 



Felicitas, hija menor de doña Emma, era una adolescente rebelde en épocas donde había que cuidar las apariencias. 

No le gustaba el campo, pero tampoco conocía la gran ciudad. Su entorno la aburría: escuchar los sermones de su madre, ayudar a Remedios con las tareas domésticas, ir a misa... Solía escapar con su caballo y no volvía hasta la noche porque se quedaba junto al río donde su abuelo tenía la costumbre de rezar.

Su madre, autoritaria como pocas, quería que se case con un hacendado del lugar. Era costumbre acomodar los matrimonios de acuerdo al roce social y al dinero, pero Felicitas prefería huir detrás del capataz de la estancia cuando lo escuchaba tocar la guitarra en las noches de verano.

Ella no podía acercarse a él, estaba prohibido... Doña Emma guardaba secretos y la obligaba a ser cómplice de sus errores.

El día del casamiento llegaba pero... por mandato de su madre partieron para Francia.

💗💗💗
Quienes acostumbran comprar por amazon o descargar libros para leer, "Buenas y Santas..." estará gratis toda esta semana (lunes-viernes)

Enlace↓↓↓

Free background from VintageMadeForYou