Tertulias de la abuela: día del animal





Hoy amaneció lluvioso...




                                                          Sentí nostalgia por aquello  que se fue, por todo lo vivido y disfrutado... por la lejanía de tus ojos enamorados. 

Necesito llegar... pensé...

¿Dónde?
¿Quién te enseñó el camino de los poetas cuando dormías, pequeña, en el ocaso de los alfabetos?

LA VIDA.


                                   







Detrás de las sombras el columpio
parecía soñar historias 
con sus secretos de primavera
en un atardecer frío
entre crochet y ronroneos.

La escuché a ella...


Tomé el té pensando en los encuentros y en la 
ternura cuando algún ángel venía a dormir
entre los almohadones de lino mientras su mirada
azul se quedaba a vivir en mi corazón.


Hoy es el día del animal
Felicidades pequeña Suri!


En este día de lluvia tomamos también un mate como todos los argentinos y dejamos los velos grises para llenar de alegría una charla porque sabemos que hoy puede ser el comienzo, el renacimiento... la hora de dejar de buscar para quedarnos, de sanar heridas luchando, de caernos para crecer y mil veces levantarnos...


Siempre a nuestro lado,
las queridas mascotas.


La magnolia



Bárbara Mock



Desde mi cuarto sentía el perfume...
Solía jugar sentada
en el enorme tronco.
Las palomas parecían escuchar
mis monólogos y susurraban
desde el tejado de la antigua casa vecina.

Un día,
encontré un gatito negro durmiendo
en el lecho de aquel árbol
centenario.
Fue mi gran amigo...
Cuando murió lo sepulté
en el mismo lugar donde lo había hallado,
al pie de la magnolia.

Al tiempo,
creció en ese mismo sitio
una hermosa flor.


Luján Fraix

Sophie Anderson



Free background from VintageMadeForYou