La nieta menor




Recuerdo una Noche buena
en la casa de mis abuelos Juana y Eduardo.
Yo era la nieta menor.
Estaban todos mis tíos,
de la familia de mi papá,
mis primos...

Mi abuela iba y venía de la cocina
pues estaba asando unos pollos,
yo me aburría muchísimo porque mis primos
no reparaban en mí.


Es que era pequeña, tendría cinco años,
y ellos como diez más... algunos...

Yo quería irme,
sentía una enorme soledad
en medio de ese bullicio,
en mi casa estaba más acompañada...

Aquella fue la única Noche buena que pasé
con mis abuelos
que dejó una huella en mi camino,
un mensaje,
tal vez una enseñanza.

Luján Fraix





Esperando a "El Niño Dios"


Lizzie Mack




En la nochebuena,
cuando todos los niños permanecían dormidos,
yo solía esperar a "El Niño Dios" despierta...
A mi mamá le daba lástima
cuando miraba por las ventanas
diciendo que había escuchado ruidos...

Mi primer regalo fue una muñeca de mi misma estatura
que me regaló mi papá.
Recuerdo que, detrás de un sillón, escondida,
le corté el flequillo creyendo que le crecería...
Luego lloré mucho
cuando me di cuenta de que la había arruinado.

Aquellas ilusiones que viví
en Nochebuena por aquellos años
fueron como el principio de las cosas,
el génesis,
como ver a Dios.



Luján Fraix



Inocencia, de Héctor Rubini




Ten Fao Lin, el hombre más viejo de la aldea, se detuvo ante la puerta de la casa de su hijo. Sentada en el umbral, su nieta Shao Tao lloraba. El anciano acarició el negro cabello de la niña, contorneó su rostro y secó una lágrima que corría por la mejilla de la hija de su hijo.

-¿Por qué, Shao Tao, lloras tan amargamente?
-Abuelo-dijo la pequeña-he oído decir que el tigre devorador de hombres ha vuelto al bosque y temo por los míos y lloro por mi padre.
-Pero tu padre jamás entra al bosque. Sólo tu madre acude allí por leña.
-Lo sé. Oh anciano! Y también lloro por mi madre.
-Pues enjuga tu llanto. Si tu madre va al bosque, la escolta tu hermano.
-Es cierto, abuelo. Pero el caso es que también lloro por mi hermano.
-Pero él, Shao Tao, es el mejor cazador de la comarca. No debes llorar, ya que Xao Lin, tu hermano, de seguro acabará con la fiera.
-No lo dudo, abuelo. Pero no cesarán mis lágrimas, ya que también... También lloro por el tigre.

Héctor Rubini (Buenos Aires)

Trabajo premiado en el concurso de Edit. Tusquets, Barcelona, España. "Relatos hiperbreves". Antología "Quince líneas"


Mi madrina Isabel



Mi casa de tejado rojo quedaba en una esquina...


Las calles no tenían asfalto, el pueblo era pequeño,
de pocos habitantes.
Casi todos eran descendientes de inmigrantes.


Mi madrina Isabel llegaba con sus regalos para septiembre...
Esta vez, vino con un sulky-ciclo que había comprando en Córdoba.


Yo me sentía feliz, nunca había tenido
un triciclo o algo así...
Algunos niños de la cuadra me miraban de lejos,
pues deseaban aquel juguete que parecía inalcanzable...



Solía pasear por la calle de tierra
 del costado lateral de mi casa
que quedaba en una esquina.
Cuando llegaba al final de la cuadra,
tomaba al caballito de la cabeza para subirlo a la vereda de cerámicos.
Daba mucho trabajo!!!
Mis mejillas parecían dos manzanas.
Recorría la cuadra entera, sola, feliz...
Mi mamá me reprendía porque sólo tenía 3 años.
Yo no escuchaba sus quejas,
yo la amenazaba...
Sentía que nadie debía darme órdenes.

Luján Fraix

***

Gracias madrina por hacer de mi infancia
un mundo mágico, lleno de felicidad...
yo era "tu reinita"
y así me tratabas...
Te recordaré por siempre!!!

***


El hijo





Yo me escondía y tú venías buscándome, buscándome.
Cansada ya, como no me encontrabas, te enfadabas un poco y me decías:
-¡Hijo, sal de una vez que esto no parece ya un juego!
Y te ibas. Y yo me asomaba un poco por mi escondite, riendo.
Ahora, tú te has escondido, ¡y qué bien!. Y yo no te encuentro.
Te busco y te busco, y ya sintiendo la noche, muy triste, te digo:
"¡Madre, sal de una vez, que esto no parece ya un juego".
Voy y vengo solo. Y tú, ¿Te asomas, sonriendo, por tu escondite?.

Juan R. Jiménez

Amor de gato










Las pinturas de Emile Munier de niñas con gatos
me recuerdan a mí
cuando era pequeña.
Siempre me paseaba con un gato en brazos.
Mi papá decía:

-Le va arañar la cara...

Jamás me hicieron nada,
me amaban tanto como yo a ellos.

Luján Fraix



Para santificar los nombres



Antes de que yo naciera mi mamá ya tenía elegido el nombre.
Me iba a llamar Hildegard
como una santa alemana decía ella...
que era muy devota y religiosa.



En el registro civil no permitieron ese nombre
y como no tenía elegido otro
(gran error de su parte)
me pusieron Nydia, como ella,
y Luján como la virgen Patrona de la República Argentina.


Me alegro que no me hayan puesto Hildegard
pues no me convence demasiado.



***

Santa Hildegard de Bingen fue abadesa, líder monacal,
mística, profetisa y médica,
compositora y escritora alemana.
Es conocida como Sibila del Rin
y como profetisa teutónica.
(1098-1179)



Hildegard

quiere decir
"Jardín de sabiduría"

Gracias abuelo!!!




Hoy 24 de agosto se cumplen 
39 años de la muerte de mi abuelo Eduardo.

La niña que fui,
 la que llevo dentro
y la mujer que soy ahora...
te dedican este recuerdo.

Fuiste un hombre
austero, un gaucho de las pampas argentinas,
que, de grande,
eras todo un personaje.
Cuidabas tus rosales y escuchabas la radio
debajo del jazmín del país.

Siempre con los pantalones
a medio camino...

Un abrazo abuelo.
Me enseñaste tantas cosas!!!

Luján Fraix


"El príncipe y la flor"




"EL PRÍNCIPE Y LA FLOR"

 fue el inicio
                                                     de los sueños...




La historia era el resultado de otras tantas
que yo había leído en mis primeros años.



Una hermosa flor guardaba una princesa
que tenía que ser sorprendida...




Invité a sus amigas.
Todas se sentaron en el piso del living de mi casa.
Yo,
en el sofá.
Una de sus compañeritas, en un momento,
se quiso ir porque, obviamente, se aburría...
Con un pequeño sacudón la coloqué en su lugar.
Cómo iban a perderse la lectura de mi cuento magistral.
Lo estaba presentando en sociedad
y me hallaba muy orgullosa.
Qué tortura
para los oyentes!!!




Mi primer cuento lo escribí a los 8 años.
Se llamaba "El príncipe y la flor"
Recuerdo que le hice dos tapitas de cartulina
y uní las hojas con un moño blanco.
Después me senté a esperar...
Mi obra de arte estaba terninada
y publicada!!!
Fue el inicio de un camino,
de saber que mis fantasías tenían "ángel" (para mí)
y que no era en vano
crear historias diferentes para volar
a otro paraíso
que no era el mío.

Luján Fraix



Un recuerdo entrañable para mis amigas de la infancia
Carlota, Stella, Silviana, María Elisa, María Teresa,
Laura y  Marcela.


Mi amigo fiel...




A mis amigas de la infancia:
Laura, M.Teresa, Stella, Carlota, M.Elisa,
Marcela, Silviana, Graciela y Alicia.

Feliz día!!!

***



El príncipe enamorado



Warwick Goble



"Justamente ahora, al final,
cuando ya estoy terminado,
sé que debería comenzar de nuevo".

E.Husserl-Ms 1. 4 Ctt, por Brand,
"Welt, Ich und Zeit"
(Nÿhoff, La Haya, 1955), p XlIII



Una vieja historia española, con toda seguridad apócrifa pero no carente de imaginación, narra la triste vida de un joven príncipe enamorado. El personaje es una especie de Sísifo ibérico.

En español actual, la historia es más o menos así. Una joven aldeana estaba locamente enamorada de un príncipe llamado Pedro. Éste que era un joven my romántico; se enteró y quiso conocer a la muchacha aldeana y encontrándola muy hermosa le declaró su amor.

Como su condición no le permitía desposar a la joven debió convencer a su padre y éste accedió a condición de que renunciara a todos los privilegios de la nobleza.

El príncipe se presentó a la joven con traje de aldeano y juró por la Virgen de su devoción no separarse jamás de ella, ni en la vida ni en la muerte. La joven la comunicó que se sentía confundida pero que estaba segura de que ya no lo amaba, que acaso como príncipe volvería a amarlo.

Él corrió entonces hasta las ruinas de un viejo templo y desde la columna más alta se arrojó al vacío. Al verlo moribundo la joven volvió a sentir que lo amaba y lo besó apasionadamente. El príncipe se recuperó en el acto y ella sintió nuevamente que perdía su amor y lo rechazó.

La leyenda termina así:


"Y todos los días,
desde hace muchos años,
el príncipe rompe su cabeza contra las piedras
para recuperar el amor de su aldeana".



Andrés Cáceres

Philip Straub







PHILIP STRAUB-ART


¿Vendrán las libélulas
con sus traslúcidas alas
a abrirme las puertas
de los veranos
de mi infancia?

TRINI REINA

***




Chuck Pinson: llegó el invierno!








Llegó el invierno en el hemisferio sur.
Una estación bella,
llena de magia, que abriga sueños al lado de la leña.

Recuerdo que solía leer cuentos junto al hogar
en compañía de mi gato
cuando la vida me sorprendía 
con su simpleza.

Eso es la felicidad.


"El jardín olvidado", de Kate Morton




Una niña pequeña sentada sobre su maleta,
en un muelle de Australia
en el año 1913,
ha prometido esconderse y nunca decir su nombre,
se lo prometió a una misteriosa mujer
que dice llamarse La Autora.


Pero la niña ha quedado sola.
Mucho tiempo después, 
esa misma niña
y luego su nieta,
intentarán reconstruir los años
en que fue abandonada...


...descubrir quién fue su verdadera familia,
y cuales fueron los motivos que la llevaron a aquel muelle
de Australia.
La novela explora sentimientos y situaciones
que nos hacen sentirnos identificados
en algunos momentos
y emocionados en otros.


La historia está narrada en tres tiempos:
los años anteriores a la aparición de la niña,
los de su edad madura en busca de su pasado
y la época actual,
en la que su nieta, 
sigue con esa búsqueda de la verdad.


Una historia cargada de intriga,
una mezcla de novela romántica inglesa
al estilo Jane Austen con misterio incluido.
Un libro que apasiona,
para leer despacio,
disfrutando cada página,
sumergiéndose en la narración
y no queriendo llegar al final.

Un terrible secreto sale a la luz...

***



Invierno en la cottage





Imagino la paz
de las casas de campo,
aquellas de la campiña inglesa...


...hoy se visten de invierno


para dejarme su ensueño,
el calor del hogar, la leña...
los secretos del amor
y esa magia...


...que llega detrás de las miradas.

Luján Fraix

Mundo Mafalda



MAFALDA
SIN SUS AMIGOS SE HABRÍA ENFERMADO DE MELANCOLÍA

------------------------------------


.

MAFALDA no podría pensarse sin sus amigos. Sin ellos, se habría enfermado de melancolía. Por eso es importante señalar que ella, a la que todos amamos, contaba con un entorno que era más que un mero "grupo de apoyo".

Por ejemplo,
las realidades más encarnadas y prosaicas
de MANOLITO Y SUSANITA,
le daban a MAFALDA un lazo más cotidiano con la existencia.
Ellos tomaban la vida como era,
sin tanto cuestionamiento.

Y eso también tiene un valor,
además de lo que pueden ser los aportes críticos
que maravillosamente hacía MAFALDA
desde su lugar de niña polémica.

***


"Max Ernst, el hombre pájaro", de Daniela I. Murgia




Libro ganador del XVI Concurso de Álbum ilustrado A LA ORILLA DEL VIENTO, entre casi 600 postulantes. 

MAX ERNST, "EL HOMBRE PÁJARO", recorre a modo de viaje iniciático el descubrimiento creativo del célebre artista surrealista.
Esta hermosa obra de la ilustradora italiana DANIELA IRIDE MURGIA propone en esta perspectiva una narración visual a modo de pequeños cuadros, que recrea la estética de la que vivió rodeado el gran pintor franco-alemán y sintetiza los motivos del mundo que inspiraron su destacada obra.

"Un libro para todas las edades; también para niños sensibles. Una propuesta valiente y distinta de los libros sobre pintores que normalmente encontramos en la literatura infanto-juvenil", dijo JAVIER ZABALA, uno de los jurados del concurso.


Alicia en el país de las maravillas 2, Disney




Llega la esperada secuela de 
ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS,



esta vez con JAMES BOBIN en la silla del director
(TIM BURTON pasó a ser parte del equipo de producción).

Basada en la novela 
A TRAVES DEL ESPEJO
Y LO QUE ALICIA ENCONTRÓ ALLÍ,
 de LEWIS CARROLL,
la película se centra en el regreso de la protagonista 
al extravagante mundo Infratierra,



y cómo debe viajar en el tiempo
para salvar la vida del Sombrerero Loco.

Los geniales JOHNNY DEPP, MÍA WASIKOWSKA, HELENA BONHAM CARTER Y ANNE HATHAWAY vuelven a calzarse los trajes de los protagonistas.



Free background from VintageMadeForYou