Todavía...


Obras de Silvana Langlois





El corazón
necesita memoria
para atesorar olvidos.
No existe el vacío
cuando hay
demasiado amor
dormido.

Luján 2014


Ocho regalos




El regalo de escuchar
Pero realmente escuchar, sin interrumpir, bostezar,
o criticar. Sólo escuchar.


El regalo del Cariño.
Ser generoso con besos, abrazos,
palmadas en la espalda y apretones de manos,
estas pequeñas acciones demuestran el cariño por tu familia
y tus amigos.



El regalo de una sonrisa.
Llena tu vida de imágenes con sonrisas,
dibujos, caricaturas y tu regalo dirá:
"me gusta reír contigo."


El regalo de las notas escritas.
Esto puede ser un simple "gracias por ayudarme",
un detalle como estos pueden ser recordados
de por vida y cambiarla aun tal vez.


El regalo de un cumplido.
Un simple y sincero "te ves genial de rojo",
"has hecho un gran trabajo"
o "fue una estupenda comida" puede hacer
especial un día.


El regalo del favor.
Todos los días procura hacer un favor.


El regalo de la soledad.
Hay días que no hay nada mejor que estar solo.
Sé sensible a aquellos días y da ese regalo o solicítalo
a los demás.


El regalo a la disposición de la gratitud.
La forma más fácil de hacer sentir
bien a la gente es decirle cosas que no son difíciles
de decir como:
"Muchas gracias" y "Hola".

Felicidades a todos.


Obras de Kate Greenaway

Free background from VintageMadeForYou