Entradas populares

jueves, 7 de febrero de 2013

Fábula




La hormiga pasó el verano trabajando y la cigarra cantando. Al llegar el invierno-tal como ocurría todos los años-, la cigarra que no tenía qué comer fue a ver a la hormiga.

La hormiga, que era orgullosa, siempre le había cerrado las puertas de su casita en las narices. Pero esta vez sintió pena y le abrió:

-Pasa-le dijo. A ti te hace falta mi comida y yo... ¡yo necesito que me enseñes a cantar...!

Y.B

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Fondos para tu blog

Plumrose Lane