Translate

martes, 15 de enero de 2013

Canto de sirenas



La vida se detiene en mi ventana
como un carruaje encantado,
hechizada de océano y de luna,
entre cielo y tierra suspendida.
El mar desdibuja constelaciones
y la ciudad ávida de luces,
como feria brilla,
la mirada camina por el cielo,
el alma en desvelo y un ansia infinita.

Hay una suave aura marina
y el viento se ha quedado dormido;
sobre la arena deja el mar vestido de espuma:
caracoles y fina bruma.
En las noches se oyen las sirenas,
surgen ecos y cantos cargados de tiempo,
plenitud de presencias y de nombres,
memoria de palabras nunca dichas.

Isabel Mignaguy

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Free background from VintageMadeForYou