Translate

viernes, 30 de junio de 2017

Julio: el mes de los amigos



Calendario 1898


JuLio comienza...
                          En Argentina estamos en el alto invierno creo... aunque las marcas de ropa ya empiezan sus liquidaciones. JuLio tiene mucho de espera, de un presente que no avanza, como que falta tiempo para todo; estamos lejos de la primavera y sin embargo tenemos un viento cálido que nos abraza por días y luego nos abandona entre los hielos de algún viento huracanado. Todo cambia como nosotros mismos que, de acuerdo a nuestras luchas diarias, a las alegrías o sufrimientos...vamos reaccinando. 

¿Una persona puede cambiar?

Su esencia no... pero sí su manera de ver la vida. Después de haber sufrido mucho a veces sentimos que determinadas cosas resultan triviales frente a otras que nos han movilizado tanto. Aquello que nos torturaba pasa a ser una frivolidad sin importancia, y es porque hemos crecido.

JuLio me recuerda a un Encuentro que tuve muy especial con alguien a quien yo esperaba... Fue de repente, en medio de un montón de días duros que tuve que pasar. La vida a veces te quita cosas pero también te da oportunidades porque mereces ser feliz.



Y...

El 20 es el Día del Amigo
para compartir con aquellos que amamos
el llanto, la risa una buena charla y un mismo sentimiento.

"Amigo
enséñame a ser,
comprende lo que quiero decir,
sé mi vértigo,
el bálsamo necesario...

Amigo,
hazme sonreír."



También el 30 recibí a mi pequeña Suri (gata) hace cuatro años y con ella llegó un torbellino de alegría y travesuras. Un ser hermoso que me rompe toda la casa, pero que amo. Es fácil quererla porque te mira y te habla, te abraza y te llora...

"Yo no estoy triste, soy triste", decía Sábato. No quiero hablar de melancolías pero no puedo descorrer el velo y sonreír todo el tiempo. El silencio me dice que para mirarlos no necesito tener los ojos abiertos.

Muchos besos para todos

Las hadas de Ida Rentoul




Ida Rentoul Outhwaite,
también conocida como Shervourne Rentoul e Ida Sherbourne Outhawaite,
fue una ilustradora australiana de libros para niños.

9 de junio de 1888, Carlton, Australia
25 de junio de 1960, Melbourne, Australia.




miércoles, 28 de junio de 2017

Tertulias de la abuela: la espera




"Soy una mujer que espera".



Es que todos aguardamos en esta vida que nos toca
un estímulo, una señal...


Algo que nos modifique el camino
si es que no tomamos la iniciativa y salimos a la calle
a buscar destinos.


De repente,
nos sentamos a leer historias,
testigos de milagros,
fuente de desvelos...
mientras esperamos respuestas,


a amores silenciados,
palabras que no llegan...
Queremos ser felices
y perseguimos  la Gran Dicha
que quizá
 dejamos pasar sin advertir,
porque no nos damos cuenta
de que la felicidad 
son sólo momentos.


Es buena... la espera.



Nos ayuda a crecer,
a distinguir entre lo bueno y lo malo,
a ir con pausa.



En esas metas que anhelamos,
en esos sueños por cumplir,
en el regreso de un ser querido,
en el mañana,
en cada hora...
nos sentimos expectantes
y eso mantiene nuestro ser activo,
el alma ilusionada
con cada latido
de un corazón que siente
que todo...
absolutamente todo puede ser posible.

La vida es una...
mientras esperas
camina despacio por tu propio laberinto
de emociones.


***




lunes, 26 de junio de 2017

En los altos campanarios



Edmond Alphonse Defonte




Adoro las palomas en las plazas.
Recuerdo que cuando iba a estudiar el profesorado de Letras
tenía que cruzar dos plazas
y las palomas al pasar agitaban sus alas
para posarse en los altos campanarios.

El vuelo!!!

Belleza sin tiempo,
eterna, infinita,
sanadora...

Luján Fraix



viernes, 23 de junio de 2017

"Cumbres Borrascosas", película de 1939




Las cosas cambian cuando Heathcliff y Cathy están en la llanura jugando, Cathy va con Heathcliff a espiar la casa de los vecinos pero aparecen los perros y los empiezan a perseguir pensando que son ladrones, Cathy cae al suelo y es mordida por los perros siendo capturados ambos. Cathy es llevada a la casa de Edgar (David Niven), el hijo de un rico vecino, donde es atendida hasta que sane, mientras tanto Hindley ordena a Heathcliff que no vuelva a acercarse a su hermana, este la espera por 3 meses y cuando vuelve a Cumbres Borrascosas es recibida por los sirvientes excepto por Heathcliff que le dice que nunca volvió y tienen una discusión, Hindley organiza una fiesta de bienvenida a su hermana, cuando Heathcliff se acerca para bailar con Cathy, Hindley grita:

"Saquen a ese asqueroso gitano de aquí" , 
Heathcliff rompe un plato por la humillación y termina siendo golpeado.

 Cathy y Heathcliff se alejan cada vez más... Una noche Cathy habla con la mujer de servicio y le dice que Edgar le propuso matrimonio, la mujer le cuenta sobre los sentimientos que Heathcliff tiene hacia ella, Cathy responde que ama a Heathcliff pero se humillaría si se casara con él, un sirviente entra y dice que Heathcliff dejó la puerta abierta y empezó a correr hacia la llanura, Cathy le pide al sirviente que alcance a Heathcliff y lo traiga de regreso pero Heathcliff ( quien escuchó que Cathy no se casaría con él por ser de inferior rango ) ya no está más. 





Heathcliff se marchó sin escuchar que finalmente Cathy había entendido que estaba enamorada de Heathcliff, y no de Edgar.

 Pasan dos años desde la huida de Heathcliff, Cathy se casa con Edgar el hijo del terrateniente y viven sus vidas hasta que un día vuelve Heathcliff, quien había estado en América y hecho fortuna, comprando la casa natal de Cathy por el precio de las deudas de juego de su hermano.



La hermana de Edgar ve en Heathcliff un buen candidato, por ser ya una persona educada y agradable. Finalmente Heathcliff y la hermana de Edgar se casan, pese a haberse opuesto Cathy, denotando que aún mantenía interés en Heathcliff, si bien no deseaba traicionar a su marido. Finalmente Catherine enferma y muere, volviendo a buscar luego a su amado, tal el conjuro que éste hiciera al momento de la muerte de Cathy.





jueves, 22 de junio de 2017

El campo como sepulcro de pájaros





De chica, no me gustaba el campo de mis antecesores porque decía que se parecía a un sepulcro por el sonido de los pájaros; es que muchos de mis familiares estaban muertos, pero se los seguía nombrando como si estuvieran presentes.

Un día, tuve que quedarme a dormir en la chacra de Betty (mi prima) porque había llovido y no podía volver. ¡Cómo sufrí!. El mugido de las vacas me torturaba y el silencio, luego, me irritaba tanto que no lograba descansar.


Esa planicie me recordaba al cementerio donde dormía el alma de mi abuela Rosa y la de sus hijos, la del abuelo de bigotes blancos..., acurrucados en ese asilo tan necesitado de afecto. Sin embargo, esos acontecimientos quedaron marcados en mi vida con la bondad y la transparencia de mi tío Rubén.

Recuerdo su sonrisa, su generosidad, su corazón niño... y aquella casita blanca en medio de la llanura con su molino, sus malvones, el burro, los perritos y ese viento que acariciaba la cara.

Luján Fraix



Pinturas de Robert Duncan




Hoy publico otra vez esta entrada
en homenaje a mi padre
que falleció hace tres años,
que amaba el campo y que vivió para él
añorando sus días de juventud.

Gracias papá,
te cuento que estoy cuidando tus cosas
como si tú estuvieras aquí
aunque no con el mismo amor porque tu sentimiento
era tan enorme, tan irremplazable...

lunes, 19 de junio de 2017

Perdida entre los libros






En el Cuadro de Honor
estaba la lista de todos los niños 
que se destacaban por sus excelentes calificaciones.

Mi primera maestra se llamaba Delia.
Mi relación con ella era buena
aunque yo era algo retraída y solitaria.


Por mis buenas notas en el colegio tenía que llevar la bandera 
en los actos públicos.
No pude hacerlo,
creo que fue porque no podía cargarla; era pesada.

Mi primer libro de lectura se llamaba "Pimpollo".
Mi madre me ayudaba a leer
y se ponía nerviosa cuando no me salían las palabras.





En primer grado formé parte
de lo que se llamaba Cuadro de Honor
por mis buenas calificaciones.
Sabía las letras y los números...
Me aburría mucho esperando que los otros compañeritos
terminaran las tareas.
Estaba perdida entre esas palomitas
que lloraban y no comprendían...
Luego tuve que empezar a leer,
ya no fue tan fácil.
Esos libros dibujaban estambres
con las sílabas
que se desgastaban con mi voz.

Luján Fraix


viernes, 16 de junio de 2017

Con la música en las alas






La música es otra forma de lenguaje mediante la cual las personas comparten experiencias y emociones. Los griegos fueron los primeros observadores del efecto de la música sobre la conducta y consideraron que podía aliviar a los deprimidos y detener a los violentos.

La música afecta a distintas áreas del cerebro, nos transporta a otros lugares y nos reactiva los recuerdos. Se ha comprobado que distintos tipos de música generan diferentes emociones. Los decibeles altos, ritmos irregulares y sin consonancia armónica pueden despertar ansiedad y aumento de la tensión. En tanto que una suave melodía permite relajarnos.

En cuanto a la actividad física (el baile), su práctica regular genera alivio de la ansiedad y mejora la calidad del sueño, lo cual permite relajarnos y reducir el estrés. Interviene en la producción de endorfinas, hormonas implicadas en la regulación del dolor y la sensación de bienestar.

martes, 13 de junio de 2017

Me parece escuchar las risas...






De niña, no solamente me gustaba escribir cuentos y poemas sino también obras de teatro. No actuar porque era tímida pero me apasionaba dirigirlas y también darles a cada una su letra. Me enojaba cuando no la repetían como estaba escrita.

Por lo general representábamos a Romeo y Julieta de Shakespeare; era una obra muy romántica y nos gustaba a todas. Después también recreábamos escenas de novelas de la TV o de películas de miedo.

Colocábamos sillas, telones y nuestras madres nos venían a ver. Al final festejábamos con una rica merienda que nosotras mismas preparábamos.

Veo tan lejanos aquellos días; sin embargo, me parece escuchar las risas...


sábado, 10 de junio de 2017

Mi amigo fiel





MI PERRO FIEL

Suele decirse que estos pequeños compañeros de la vida
son los amigos más leales.

Hoy la ciencia confirma:
un estudio científico de la universidad británica de Goldsmiths
asegura que cuando los perros registran tristeza
en un ser humano,
sea su amo o no, tienden a acercarse
y demostrarle afecto.
Con las cifras detectadas,
el grupo de psicólogos confirmó que los perros son la especie
que mayor empatía demuestra
en los momentos de dolor.

Más, inclusive que el mismísimo ser humano.



Bueno...
Yo no tengo perros, la tengo a Suri
que ya se las he presentado
y les puedo asegurar que es una compañera maravillosa,


un poco revoltosa e inquieta pero sumamente dulce,
cariñosa, apegada...
a veces demasiado

Todo amor.


Está muy seria en esta foto...

Tal vez, sospechaba que en este bolsito
se iba al veterinario.

Besos a todos.


viernes, 9 de junio de 2017

¿Por qué lloras abuela?







En una capotita parecida a ésta
partía mi abuela Juana, sola,
para el pueblo en momentos en que se sentía angustiada.

Tenía necesidad de ver a sus hermanas y primas
para sanar heridas,
para hablar tal vez con alguien.

También iba a misa
y se refugiaba en Dios
aunque quizá todo eso no le alcanzaba...

Ella lloró toda su vida
y nunca nadie supo el porqué;
se fue a contar estrellas
con el secreto
entre sus alas.

Luján Fraix

jueves, 8 de junio de 2017

Ya falta poco...





Una torcaza tiembla
en el país del frío.
El añil del paraje promete
un reclamo de inocencia.
Aleteos de nieve
llegan tarde
para descubrir la esperanza.

Susana Cattaneo


martes, 6 de junio de 2017

Tu alma en una estrella




Catrin Welz-Stein




Mi madre me contaba siempre que cuando ella era pequeña
salía a la noche a andar en triciclo
bajo las estrellas
y pensaba que cada una de ellas
era el alma de alguien que había partido.

Como tenía un hermanito que había fallecido
a los 8 meses de muerte súbita,
ella le había puesto el nombre Santiago a una estrella.

Yo ahora, de grande,
también miro el cielo y la veo a ella
que me mira desde lo alto,
que me cuida como lo hizo siempre,
que espera...
verme feliz.

Luján Fraix




lunes, 5 de junio de 2017

Tertulias de la abuela: jardín en otoño




 "Tertulias de la abuela"

tiene que ver con aquello que compartimos:
lecturas y té,
amistad, experiencias, sueños,
libros... deseos e ilusiones.

Todo nuestro historial...


Mi abuela cuando era adolescente y me veía arreglada
me decía:
-Te vas a la tertulia.
Y yo me reía porque me parecía una palabra muy antigua.


Una tertulia es una reunión informal y periódica
de gente interesada en un tema o en una rama concreta del arte,
la ciencia o la filosofía
para debatir e informarse o compartir ideas
y opiniones.


Por lo general la reunión tiene lugar en un café o cafetería 
y suelen participar en ellas personas del ámbito intelectual.
Es una costumbre de origen español
y se mantuvo arraigada hasta mediados del siglo XX
en las colonias independizadas del imperio español.


Hoy voy a compartir mi casa y mi jardín en otoño
aunque no se nota mucho todavía.
Están sus rosas chinas, las que plantó mi madre.
En este patio reí y jugué de niña;
lloré por algún capricho,
corrí con mis gatos,
despedí algún amor...
recibí a otro 
y hasta lavé mi auto.

Soy una persona que ama los objetos
como si tuvieran vida,
mi casa, mis raíces...




FRAGMENTOS DEL DESVÁN

Me gusta doblar las fotos antiguas:
en el umbral contaba monedas de cobre y soñaba...
sentía olor a felicidad dormida en las rojas baldosas,
bajo los verdes pinos de la vieja avenida
mientras recorría el camino ciego, sin llantos,
ese camino imaginado de cuentos y monólogos
que me esperaba al final de la tarde perfecta.
Hablo de aquellos años sin lluvia en mis ojos,
y puedo inventar los días saltando rayuelas,
el rodar, el dulce de los caramelos prestados
y la melancolía temprana de la infancia aquella
golpeando las puertas para huir del inexorable destino.

Luján Fraix--------------------1997



domingo, 4 de junio de 2017

"El tren de los huérfanos", de Christina Baker Kline






Una novela cautivadora inspirada en hechos históricos.

 Más de un millón y medio de lectores en Estados Unidos.

Entre 1854 y 1929, los llamados trenes de huérfanos 

partieron regularmente de las ciudades de la Costa Este de Estados Unidos

 hacia las tierras de labranza del Medio Oeste,

 llevando miles de niños abandonados cuyos destinos 

quedarían determinados por la fortuna o el azar.


 ¿Serían adoptados por una familia amable y afectuosa,

 o se enfrentarían a una adolescencia 

de trabajo duro y servidumbre?



La inmigrante irlandesa Vivian Daly fue uno de esos niños, 

enviada por ferrocarril desde Nueva York hacia un futuro 

incierto. Muchas décadas más tarde, Vivian es una anciana 

que lleva una vida tranquila y apacible en la costa de Maine, y los acontecimientos de su 

infancia se han convertido en un recuerdo vago. 

Sin embargo, en arcones de su desván

 se ocultan vestigios de un pasado turbulento.


Molly ayer, una joven de diecisiete años, 

sabe que cumplir con un servicio a la comunidad 

ayudando a una anciana viuda a ordenar sus trastos 

es lo único que puede salvarla de 

terminar en un centro de menores.

 Pero a medida que Molly ayuda a Vivian

 a revisar sus recuerdos y posesiones, 

descubre que ambas tienen mucho en común.



 Molly, una india Penobscot que ha pasado su adolescencia

 entrando y saliendo de casas de acogida, 

también ha sido educada por desconocidos y tiene preguntas sobre su pasado de 

las que aún no ha obtenido respuesta.




EL TREN DE LOS HUÉRFANOS es una novela sobresaliente que,

 gracias a las recomendaciones de los libreros,

 se convirtió en best seller en Estados Unidos

 y todavía se mantiene entre los libros más vendidos.

 Ha sido traducida al alemán, el italiano, el portugués y el polaco.



***






sábado, 3 de junio de 2017

Llorar de alegría






¿Por qué hay muchas personas
que lloran para expresar alegría?

Los autores de un estudio, realizado en la Universidad de Yale,
aseguran que se trata
de una respuesta del cuerpo
para recuperar rápidamente el equilibrio,
luego de una emoción intensa.

***




jueves, 1 de junio de 2017

Junio, el mes del invierno





Comienza JuNio y en el hemisferio sur llega el invierno. 

Trae consigo aleteos fugaces de nostalgias compartidas, recuerdos imborrables, esperanzas... Yo siempre digo que las estaciones están en el alma; no hace falta que sea primavera o verano para ser feliz. La dicha está dentro de uno mismo y no hay modelos, cada persona ve y siente la felicidad de manera diferente. Eso es lo bueno: ser únicos.

El mes de JuNio tiene algo de lluvia, de cielo gris, de andar buscando tiempos... cuando el recuerdo me trae a una gatita (Millie) que partió hace cuatro años, un 29. Ella me amaba tanto!!! y yo lo mismo. Es que su compañía era luz que encendía alguna candela al abrigo de mis versos cuando mi padre estaba en un sanatorio y mi madre (ya enferma) lo cuidaba sentada en una silla junto a él.

Un amor se fue en busca de otros rostros en este mes por aquellos años y yo sentí que me moría, pero las horas me devolvieron a un presente de responsabilidades, cordura, madurez; la que siempre he tenido desde tiempo inmemoriales.

Les deseo los mejores sueños y a vivir que todo es demasiado corto y transcurre como en un soplo.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Free background from VintageMadeForYou