Translate

sábado, 19 de agosto de 2017

Tertulias de la abuela: Las damas


Las Damas


 La taza "Princesa",
la más bella que tengo:
Royal Albert England,
Old Country Roses.


"Las Damas"
eran mis tías abuelas
que durante mi infancia llenaron de glamour
mi casa.


Eran siete.
Tres de ellas se casaron
y las otras se quedaron solteras.


De ellas recibía sus mimos y abrazos fríos,
como al pasar...
porque eran especiales:
damas de alta sociedad, adineradas,
coquetas, bellas...
pero distantes y esquivas.


Podían llegar a ser muy solidarias
pero no dejaban de enjuiciar a las personas,
buscar sus defectos,
y llenar de culpas
a quien, generosamente, les daba hospitalidad.


Eran difíciles pero compañeras,
soberbias pero respetuosas...
muy virginales.
Algunas de ellas nunca tuvieron novio
y fallecieron casi en soledad
asistidas por enfermeras
y por las sobrinas
que les dieron amor.


Mi bisabuelo José, el padre,
era un hombre austero,
de gran carácter
y esa manera de gobernar su familia
hizo eco en aquellas mujercitas
que se transformaron en su espejo.


Hoy quiero recordar sus perfumes de jazmines,
los vestidos blancos,
y ese aire de princesas con collares de perlas
y guantes.


Ellas se sentían omnipotentes,
eran "Las Damas"
a quienes el pueblo observaba...


detrás de sus glorietas de marfil,
en aquellos jardines estrellados
de cuentos de doncellas, 
prisioneras de una sociedad inventada.


La niña del retrato soy yo a los seis meses.



"Las Damas"
no fueron felices,
necesitaban humildad...
Tal vez no conocían ni siquiera la palabra,
pero aun así eran queridas
por su familia.
Es que no miraban sus defectos.

Yo las recuerdo con cariño
porque en el ir y venir de aquellos días,
alguna me leía cuentos,
otra me regalaba chocolates, juguetes
y vestidos
y yo me sentía tan reina como ellas.

Nada sabía de sus tristes corazones.




miércoles, 16 de agosto de 2017

El hada que no podía volar


Rebecca Dautremer


Había una vez, un lugar especial donde habitaban todos los seres mágicos del mundo. Desde horribles ogros hasta elfos de oreja puntiaguda. Por supuesto, las hadas también vivían en aquel lugar, donde reinaba la paz y la armonía.
Entre las hadas, existía una muy pequeña y de blancos cabellos que, a diferencia de sus hermanas, no podía volar, pues había nacido sin alas. Inés, como se llamaba la pequeña, había crecido con mucha tristeza al ver como el resto de las hadas se alzaban hasta el cielo y reían de placer volando entre las ramas de los árboles y empinándose hasta las nubes.
Sin embargo, como sólo podía caminar, poco a poco se hizo de grandes amigos que no habitan en las alturas, como las ranas y los conejos, y estos le enseñaron todos los escondrijos y pasadizos secretos de aquella tierra mágica.
Un buen día, mientras transcurría una hermosa mañana llena de tranquilidad, los humanos irrumpieron de la nada con espadas y con odio, y sembraron el caos entre todos los habitantes mágicos del lugar. Las hadas, desesperadas, corrieron para salvar sus vidas, pero los hombres más altos lograban capturarlas y encerrarlas en sus jaulas.
En ese momento, la pequeña Inés corrió al encuentro de sus hermanas y les indicó la entrada a un túnel secreto por donde podrían escapar de los humanos. Sin embargo, el túnel era tan pequeño, que las hadas no podían entrar con sus alas enormes. Algunas se negaron rotundamente, pero la mayoría quebraron sus alas y escaparon junto a Inés para ponerse a salvo. Luego agradecieron a la valerosa Inés por haberlas salvado y jamás volvieron a menospreciarla.

Anónimo

domingo, 13 de agosto de 2017

El poder de la luna


 Amanda Clark


Desde tiempos ancestrales,
el poder de la luna 
fue invocada en los rituales
femeninos de sanación.
La luna 
es el principio original femenino,
claro, sensitivo, intuitivo, circular,
ligado a la naturaleza y lo natural
en todos sus procesos.
Bajo su dominio
se encuentra todo lo relacionado
con la fertilidad, el parto y la concepción,
el movimiento de las mareas,
el crecimiento de las plantas.

En los Andes,
la diosa de la luna
era llamada en voz quechua "Quilla Mama",
guardiana y protectora
del aspecto femenino.
Las llamadas sacerdotisas
o guardianas eran las grandes sanadoras 
y mujeres sabias.
Las niñas en los círculos y rituales 
de sanación aprendían de las abuelas sabias
quienes a través del poder de la luna
le transmitían los secretos de las plantas,
la medicina, la fuerza de lo invisible
y el poder de la intuición.

sábado, 12 de agosto de 2017

El romántico sombrero



Martin Kavel


Los primeros sombreros tienen sus orígenes en los imperios antiguos, en Egipto ya se realizaban diversos tipos de tocados, pero uno de los más reconocidos antecedentes del sombrero fue el gorro frigio, de origen persa que fue utilizado por los griegos para simbolizar que todo aquel que lo portara era un esclavo al que se le había otorgado su libertad.

Fritz Zuber Buhler


En Grecia también surgieron el Pilleus y el Petasus (primer sombrero que tenía ala)

Los primeros sombreros fueron fabricados en fieltro y lana, generalmente blancos.

Robert Reid Payton


En tiempos de Carlos VI de Francia comenzaron a usarse en el campo. En la época de Carlos VIII se introdujo su uso en las ciudades pero tan sólo cuando llovía.

Los grandes comenzaron a usarlos pero guarnecidos de plumas, cordones y otros adornos mientras el clero y la plebe continuaban llevando capillas o capirotes.

Hoy se usa en todo el pueblo civilizado como sinónimo de glamour.

Eva Hollyer





Pretérita belleza
marcando rostros
de seductoras miradas,
cubriendo lágrimas
con velos de noche.
Gala, luto, destiempo...
Sueño de princesa azul
con tenue rubor de sonrisas:
la inocencia.


Luján Fraix

Fernand Toussaint

jueves, 10 de agosto de 2017

Aquellas tías ausentes






Desirée es un bonito nombre para la niña...
dijo la abuela francesa.



Le pondremos Luján como la Virgen Patrona de la República Argentina...



¡Qué bonita!
decían las tías tan frías y ausentes que la maternidad
les resultaba algo molesto y lejano, con demasiadas responsabilidades
y poca libertad....




En mi cuna alba agitaba mis manos pequeñas
frente a las damas finas (las tías) que llegaron
de la gran ciudad.
Sabían de secretos y de lágrimas,
eran solteras sin remedio porque el tiempo les
había quitado la luz.
El perfume de Cocó Chanel les daba
aires de princesas...
Tenían el alma desierta.

Luján Fraix


Un recuerdo para mis tías-abuelas
que eran muy solidarias y bondadosas
pero algo distantes.

***

sábado, 5 de agosto de 2017

Gritos de libertad






La inspiración de mi bisabuela comenzó a nacer
en mi cuerpo menudo
que pedía a gritos libertad
aunque solamente necesitaba papel y lápiz.

Comencé a escribir mis primeros cuentos de hadas a los 8 años.
Había leído mucho y soñaba...
Vivía en una quimera total en la que mezclaba dragones con príncipes
y doncellas ocultas en una flor,
castillos con puentes levadizos y cocodrilos al acecho,
fantasmas en torreones y brujitas peleadoras,
leyendas y madrinas buenas,
hechiceras de narices largas 
y brebajes olorosos...
¡Cómo podía hacer para no imaginar tanto!



Mamá estaba ocupada y me dejaba sola en la habitación.
Confeccionaba títeres y hablaba con las muñecas
que se sacrificaban a mis continuos baños, costuras 
y cortes de pelo...
Luego me iba con mi "clan" de nueve amigas
y no volvía hasta la noche
porque nos entreteníamos con los juegos de teatro,
construyendo carpas de indios con comida incluida,
organizábamos comparsas vestidas con tules y lentejuelas
y, ya cansadas,
veíamos por la televisión
una novela que se llamaba
"Amar al Ladrón".



Me gustaba estar en la calle, parecía ser muy sociable;
sin embargo,
jamás festejaba el cumpleaños 
y si me invitaban a asistir a alguno me encaprichaba
porque me daba vergüenza encontrarme con chicos
que no fueran mis amigos.
Quería ir a lugares serios,
sin bulla ni risas,
aunque con mis compañeras era lo que se llama
"lider", porque ellas no hacían nada
sin mi consentimiento.


Yo no las obligaba,
ellas me seguían...

Luján Fraix

viernes, 4 de agosto de 2017

Tertulias de la abuela: mi amiga Alicia




Obras de Louis Jambor


Estas imágenes me recuerdan
a mis paseos en el río
cuando en la adolescencia con mi amiga Alicia
nos escapábamos a buscar hinojos
para el conejo...


...luego nos sentábamos en el piano
y tocábamos "Para Elisa".

Yo la acompañaba 
porque era ella la que sabía entonar
tan dulce melodía.


Mientras tomábamos un rico té
que nos servía la mamá Gladys
que era muy dulce


y se preocupaba por nosotras
que parecíamos infantes;
nos reíamos mucho y disfrutábamos de la vida


sin pensar mucho en las obligaciones escolares
y en el tiempo
que borra los días en un soplo.


Después nos encerrábamos en el cuarto
a hablar de amores,
de vestidos, de zapatos
de la próxima salida...


mientras yo escuchaba 
aquellas historias de amores no correspondidos
que Alicia solía contarme
como si fuera su psicóloga.

Es que siempre fui la amiga 
que daba un consejo, que se quedaba horas escuchando
los problemas de otros,
que trataba de dar una palabra,
de ayudar...

como si yo hubiera tenido una vida resuelta "color de rosa".

Tal vez daba esa imagen...



Ella finalmente me acompañaba dos cuadras
hasta mi casa,
nos deteníamos en una esquina
y nos quedábamos riendo hasta la noche.

Te recuerdo siempre con inmenso cariño
Alicia!!!


***

Amigo
Enséñame a ser,
comprende lo que quiero decir,
sé mi poesía,
mi vértigo,
el bálsamo necesario.

Amigo,
enséñame a dar.
No me dejes sola!
hazme sonreír.

Luján Fraix


miércoles, 2 de agosto de 2017

"El mundo según Bob", de James Bowen




En 2007, mientras luchaba por dejar atrás su adicción a las drogas, James Bowen encontró a un gato que lo ayudó a enderezar su vida. En el norte de Londres, recuperaron la esperanza y se volvieron amigos inseparables.

"Un gato callejero llamado Bob" se convirtió en best seller y fue traducido a treinta idiomas. En esta segunda parte, James muestra las distintas maneras en las que Bob fue su protector y ángel guardián en momentos de desasosiego.

Una historia real, inspiradora, que llegó a las manos de millones de lectores alrededor de todo el mundo.



domingo, 30 de julio de 2017

Agosto, el mes de los vientos





1898



Llega AgoSto ya...
                           en la Argentina el mes de los vientos, pues suele soplar más que siempre arrastrando huellas de invierno para dejarnos alguna llama en la calidez de su abrazo. Y empezamos a ver la primavera asomando detrás de la luna cargada de estrellas que se ilusiona con noches claras para mirar a través del cristal nuestros sueños.

Mi abuelo partió un 24 de agosto de 1977, él se fue a su cielo perfecto a murmurarle a aquella pampa que abrigaba con nombre de madre y se encontró, seguramente, con sus campos arados, la higuera y su casa antigua con vidrios tallados. Ahora estarán todos riendo como cuando eran niños: mis abuelos y sus hijos... y mi papá... "Llegaste Berto (Alberto)"-seguro le habrá dicho mi abuelo cuando lo vio venir entre los árboles con el polvo de los caminos entre sus ropas.

Yo no me di cuenta que casi se fue el invierno, estoy como anestesiada y todavía me pregunto cosas y no encuentro respuestas... en la ciudad gris. Necesito un estallido cromático para despertar y poder conectarme con mis propios deseos.

Soy, por naturaleza, servicial pero es hora ya de escuchar el latido de mi propio corazón.

Que tengan bonito inicio de mes. Escuchen el lenguaje del alma porque sabe cómo bajar al mundo de los sueños nuestra propia realidad.


sábado, 29 de julio de 2017

El jardín de las iglesias






La iglesia de Tenaún es hermosa y es de color azul, la oración escrita con letra cursiva, trazada con esmero, está en el reverso de un dibujo preciso, exacto, aniñado del templo de madera que se levanta en uno de los extremos de la calle principal del poblado que fundaron los conquistadores españoles liderados por Martín Ruiz de Gamboa en 1567 y que se mantiene en pie por obra y gracia divina a pesar de la inclemencia del clima, las lluvias, el frío que azota al archipiélago de Chiloé, en el profundo sur Chileno.

La iglesia es bella y azul, fue construida en 1845 y su patrona es Nuestra Señora del Patrocinio. Tiene tres torres, acaso por los tres cerros que tiene a sus espaldas, lo que la hace distinta de las más de 400 iglesias que hay esparcidas por el archipiélago y de las que 16 fueron declaradas Patrimonio Histórico de la Humanidad por la Unesco.

Las paredes son de madera de ciprés, mañío, canelo y avellano, revestidas con tejuelas, como la mayoría de las casas de la isla, que también están pintadas de colores vivos.

"Hay largas temporadas en que el cielo está gris, nublado,
oscurece temprano, llueve,
llueve mucho en la isla, a veces al mediodía se pone lindo
y a la tarde vuelve el agua.

Por eso pintan las casas de colores,
para combatir la melancolía que naturalmente impone
un clima tan hostil,
y es hermoso que sea así."



jueves, 27 de julio de 2017

Persecución en el hielo, de Elisabetta Dami


Un famoso escritor de novela negra ha desaparecido.
Para encontrarlo, las chicas del Club de Tea tendrán que cruzar Islandia y reconstruir la trama de su último libro.

ELISABETTA DAMI
es una de las escritoras italianas de literatura infantil más conocida del mundo.



Milán, Italia, 1958
Es el segundo seudónimo utilizado por Elisabetta Dami, escritora italiana creadora del personaje Gerónimo Stilton. 

Tea Stilton es la hermana de Gerónimo Stilton. 
Es la enviada especial del periódico 'El eco del roedor', el periódico más famoso de la isla de los ratones. 

Licenciada en la Universidad de Ratfort. Va acompañada de cinco amigas muy especiales: Colette, Nicky, Paulina, Pamela y Violet. Las seis forman el 'Club de Tea'. 

Tea Stilton nos cuenta en sus libros las aventuras del 'Club de Tea'. 

miércoles, 26 de julio de 2017

Mi madre ya es eterna




La plaza Colón frente a la iglesia 
"Nuestra señora del Pilar"
donde fui bautizada, tomé la primera comunión
y la confirmación.
Esa plaza que me vio crecer entre actos Patrios
con mi uniforme con guantes blancos
y zapatos de charol.

Allí también me reunía con mis amigas a conversar,
a tomar helados en verano,
a ver las comparsas y carrozas de carnaval.

Los domingos era el obligado paseo
para sentirnos un poco más grandes
frente a las miradas.

Bellos tiempos!!!

Ahora,
descansa la palabra
en un monumento en honor a todas la madres (mi poema).

Una plaqueta,
descubre el amor y acaricia.
Es ella...
mi madre que iza su voz
a la eternidad.

Luján Fraix


domingo, 23 de julio de 2017

Tertulias de la abuela: Notre Dame



Notre Dame es una de las catedrales francesas
más antiguas de estilo gótico.



 NOTRE DAME


que me trae muchos recuerdos del libro de Victor Hugo
y de la película,
una muy antigua de 1936 que vi muchas veces:
"El jorobado de Notre Dame"


Ya comentaré de ello en otra oportunidad,
tanto del libro como de aquel film me gustaron mucho.

***

Yo siempre pienso que el libro
es superior a la película
pero bueno ése es otro tema.

John Waterhouse


Las iglesias a mí me dan mucha paz,
y no soy católica practicante a pesar de haber ido
a colegio de monjas toda la vida.


Me gustan cuando no hay nadie,
cuando el silencio se apodera de mí y me envuelve
cual manto de lirios.


Será que de niña en el colegio íbamos a una capilla.
Teníamos que cruzar un jardín,


 la gruta de la virgen
y allí estaba el pequeño y antiguo templo...


en sus bancos brillaba
el nombre de mi bisabuela Melanie
tallado en bronce.


Yo me preguntaba:

¿Por qué?


Mi bisabuela había donado dinero para la iglesia del pueblo
cuando se estaba construyendo
y como homenaje habían dejado su huella


en aquellos añosos bancos
que pasaron a ocupar la capilla del colegio católico
que quedaba detrás de la Iglesia
"Nuestra Señora del Pilar".


Será por eso que tengo una relación especial con las iglesias,
no voy a rezar ni a misa...
pero me dan sosiego al alma,
me transmiten algo especial que va más allá de las palabras
y de las presencias.

Como si yo misma fuera parte de ellas
o estuviera tallada en esas paredes, es algo celestial
que no tiene explicación.

También me viene a la memoria
el sacrificio de una amiga que se pasaba toda la noche sola en la iglesia
rezando por la salud de su hija
que finalmente falleció.

Es triste,
pero a veces... los milagros no llegan.



"La habitación huele a incienso
y los bancos de la iglesia tienen alma;
mi bisabuela deja su nombre
en el bronce inmaculado..."


La torre mira con ojos serenos
el mundo vasto de alabanzas,
de paz y de piadosos.
El badajo de la campana
suena una y otra vez.
Conoce la libertad, la santidad,
los caminos poblados de vértigos...
La gracia envuelve la noche divina
dejando entrever un epígrafe
que grita sus letras sagradas.
Las luciérnagas brillan...
El horizonte lívido
siente el dolor de partir
y busca las horas de inocencia,
los negros esclavos,
aquellos siglos pasados...
Las palabras
juegan en el indiscreto sopor
que roza los pretéritos tiempos.
Sobre el umbral llora la miseria
con mirada pura y manos de niño,
no guarda tesoro ni vuelo glorioso,
sólo su parpadeo
oscurece los candiles.
Y cuando amanece
los valles aún duermen,
se escuchan los cencerros,
alguien reza...,
y una torre, allá a lo lejos,
hunde su cruz en el cielo.

Luján Fraix



Pintura de Edouard Cortés

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Free background from VintageMadeForYou