Translate

viernes, 9 de octubre de 2015

Julio Cortázar también fue niño



Ahora pasa que las tortugas
son grandes
admiradoras de la velocidad,
como es natural.
Las esperanzas lo saben,
y no se preocupan.
Las famas lo saben,
y se burlan.
Los cronopios lo saben,
y cada vez que encuentran una tortuga,
sacan la caja
de tizas de colores,
y sobre la redonda pizarra
de la tortuga
dibujan una golondrina.

De "Historias de Cronopios y de Famas"

Julio Cortázar

REGÁLALE UN LIBRO A TU HIJO

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Free background from VintageMadeForYou