Translate

martes, 25 de agosto de 2015

Mi banquito de madera





Qué terrible y angustiante era para mí
olvidarme mi antiguo
banquito de madera blanco,
que me había hecho mi padre,
 a la intemperie.

Me levantaba a las 12 de la noche o más...
para entrarlo a la casa.
Siempre tuve mucho apego
por las cosas,
una especie de amor
por ellas
como si esos objetos tuvieran vida.

Todavía conservo aquel banquito pequeño,
ahora descansa
de mis atropellos en un rincón 
con una funda crochet color rosa y un pompón.


Luján Fraix



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...