Translate

domingo, 27 de abril de 2014

"Blancanieves", una nueva versión para el cine




El cuento de los hermanos Grimm regresa con una vuelta de tuerca y una metáfora sobre el amor eterno y la frivolidad de la belleza. Pablo Berger eligió un formato entrañable para esta "Blancanieves", un film mudo en blanco y negro, ambientado en Sevilla, en días de flamenco y toreros, allá por la década del 20.

Un accidente dejará a la máxima estrella de la Plaza de Toros relegada a una silla de ruedas de por vida. Para peor su mujer muere en el parto y la viudez lo deja con una pena honda, tanto que ni siquiera acepta a su beba, Carmencita. Y aquí aparece la bruja del cuento, interpretada magistralmente por Maribel Verdú. Ella es la enfermera que cuidará al torero convalesciente, pero conquistará su corazón por conveniencia.

Carmencita crecerá sin su padre hasta quedar sola en el mundo. Ese día la recibirán en la mansión de su papá pero como sirvienta. El tiempo pasa y ya como una jovencita se vinculará con seis enanos.

La madrastra no tendrá el "espejo, espejito" para saber quién es la más hermosa, pero su imagen se hará conocida a partir de las revistas de la época. En una publicación, un día, sale Carmencita con el nombre artístico de "Blancanieves" para ocupar su lugar en la portada.

La venganza, la codicia, la ternura y el romanticismo se conjugarán en un cocktail explosivo hasta el final. Una historia imperdible para resignificar aquel querido cuento de la infancia.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...