Translate

domingo, 6 de mayo de 2012

La Leyenda del Trigo


Tan juguetona era la luna
que un día,
por divertirse,
se burló del viejo y gruñón Rey Sol.
Alegre reía de su broma cuando,
cansado ya el Rey Sol,
le castigó dejándola a oscuras.
-¡Pobre de mí!...-
gemía la pobrecita Luna.
-¡Yo no quiero ofender a mi Rey Sol!...
¡Perdón!...¡Perdón!...

Las lágrimas de la afligida Luna
caían cual lluvia helada
y las estrellas se apiadaron de la pícara arrepentida.
Pidieron al Rey Sol
que la perdonara.

Rey Sol, que es todo bondad,
accedió al pedido de las estrellitas.
Recogió una a una
las lágrimas de la pálida viajera
de la noche,
las vistió de luz y las lanzó al espacio.

Así llegó el trigo al mundo.
Blanco por dentro,
dorado por fuera 
y tierno como lágrimas de arrepentimiento.

La luna,
firme en su propósito de ser buena,
después de aparecer redonda y blanca
en el cielo nocturno,
llora un poquito todas las noches,
para que a nosotros
no nos falte nunca el pan.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Free background from VintageMadeForYou