Entradas populares

lunes, 19 de marzo de 2012

Del amor, a la vida



En el sueño, o tal vez en la vigilia, he visto o he creído ver al duende del amor. Cautelosamente vino hacia mí y con su inconfundible voz (alegre y melancólica a la vez) me habló así:

"Soy el amor. El amado amor.
Soy quien hiere, quien lacera el corazón.
Yo soy el que cautiva,
el que hechiza,
el que somete.
El que sin concesiones
de todo se apodera.
Yo soy la fuente,
desde mi fluye un caudaloso río
de incontenible fervor.
Cuando me hayas visto
y mi voz haya penetrado en tu entendimiento
y en tu corazón,
el mundo se hará para ti
súbitamente más bello
y oirás el canto de las aguas cristalinas,
verás los colores mágicos del cielo 
y percibirás maravillado
la increíble variedad de fantasía
que late escondida en los rincones,
en las huertas,
en una esquina cualquiera,
o en el preciado silencio de alguna tarde.
Cuando mis flechas lleguen a ti
mirarás atento como un centinela
y verás el amor."

Después de decirme esto se marchó velozmente.

Una tenue lluvia comenzó a caer sobre la tierra y antes de lo previsto mis ojos me avisaron que el amor estaba ahí, muy cerca, casi pegado al corazón de la humanidad.

Gerardo Theyler

Translate

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Fondos para tu blog

Plumrose Lane