Entradas populares

domingo, 7 de agosto de 2011

EL TRAJE DE LA LUNA







Cuando la luna cumplió veinte años se sentía muy sola en el cielo, entonces se quiso casar. Las estrellas ancianas vivían muy lejos y ya tenían poca luz, los planetas no le hablaban porque se creían libres y estaban orgullosos de ser tan poderosos. Todo era muy oscuro y la pobre luna tenía miedo.

Llamó a la modista de los astros y le dijo que le cosiera el vestido de novia más hermoso.
-¿Cómo quieres el traje?. Puede ser de luces o de cometas.
-Lo quiero blanco, de cristales, con una cola larga y luminosa con muchas farolas.

La mujer preparó sus telas, agujas, alfileres e hilos transparentes y empezó a trabajar.


De vez en cuando, alguna nube pasaba y entonces la luna se sentía más acompañada porque la soledad la hacía llorar. Ella se quería casar y para ello tenía que tener su ajuar listo lo más rápido posible.

Al cabo de unos días, la modista de los astros le probó la ropa para el casamiento pero ésta no le quedaba bien pues la novia se encontraba en "media luna" y al tiempo era "luna llena".
-Veré cómo lo arreglo, debes quedarte quieta...
-Estoy demasiado nerviosa.
La modista, enojada, cosía y descosía hasta que tuvo el vestido terminado. La luna, de sonrisa enorme, se lo puso y estalló en risas porque era bellísimo.

-Niña..., ahora que tienes tu sueño cumplido dime quién es el novio porque quiero hacerle el smoking a medida para que luzca muy bien.
La luna la miró y comenzó a llorar sin consuelo porque no tenía novio ni admiradores... ¿Cómo no se había dado cuenta?, era lo más importante...
El vestido no le servía...

Hermosa como una reina, buscó todos los días un enamorado y así pasaron los siglos; jamás encontró a nadie. Seguía estando muy angustiada, pero una tarde, cansada, dijo:
-¡Basta de esperar, no quiero sufrir más...!


Se quitó el vestido y lo tiró... Los cristales brillantes volaron en el espacio, la cola envolvió los planetas y las estrellas ancianas...; arrastró luceros y satélites.

La luna tuvo la luz para iluminar el universo por las noches y los cristalitos fueron estrellitas hermanas que la acompañaron por siempre y jamás volvió a sentir tristeza y soledad.

Luján 1998

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Fondos para tu blog

Plumrose Lane